Todo Mambo

Todo sobre el robot de cocina Mambo

Croquetas de jamón con Mambo

Las croquetas de jamón son un clásico de nuestra gastronomía que se sirven frecuentemente como tapa, o como entrante de una comida o cena. ¡Y siempre triunfan!

Elaboradas con ingredientes simples: una bechamel sedosa, jamón serrano y cebolla picada, es la fusión de sabores perfecta.

Croquetas de jamón con Mambo

El secreto de estas croquetas está en la bechamel, que no debe ser demasiado gorda, pues las croquetas quedarán muy duras. La bechamel debe quedar suave, con el equilibrio perfecto para poder darle forma y que quede jugosa y sabrosa.

Y con el robot de cocina Mambo, la elaboración de estas croquetas es súper fácil y rápida. Solo tienes que introducir los ingredientes en el vaso, y el Mambo hará todo el trabajo duro por ti. Picará la cebolla, removerá la harina, y mezclará la bechamel para que quede perfecta.

Solo tienes que esperar y verter la masa en una fuente para que se solidifique. Para formar las croquetas hay un truco, y es poner la masa en una manga pastelera, dejar que enfríe, y luego cortar la punta de la manga para que salga un churro entero, que después cortaremos con el cuchillo para darle forma de croqueta.

Así no manchamos casi nada, y todas las croquetas quedan uniformes. ¡Sigue éstas instrucciones y disfruta de éstas deliciosas croquetas de jamón!

Ingredientes

  • 50 g de mantequilla
  • 1/2 cebolla troceada
  • 50 g de harina
  • 70 g de jamón en taquitos
  • 500 ml de leche entera caliente
  • Abundante aceite de oliva para freír
  • Huevo batido + harina + pan rallado, para el empanado
  • Una pizca de nuez moscada
  • Una pizca de pimienta negra molida

Elaboración

Añadimos la cebolla cortada en cuartos al vaso con las cuchillas, y la picamos en trozos más pequeños seleccionando velocidad 4, tiempo 4 segundos. Para no encontrarnos trocitos de cebolla en la masa, lo podemos triturar unos segundos más.

Añadimos la mantequilla y seleccionamos velocidad 1, tiempo 3 minutos, temperatura 100ºC y potencia 4 para que se sofríe ligeramente, sin que coja demasiado color.

Incorporamos la harina y el jamón en taquitos, y lo mezclamos todo a velocidad 1, temperatura 100ºC y tiempo 3 minutos.

Cuando finalice el tiempo, seleccionamos velocidad 2, temperatura 100ºC y tiempo 5 minutos, y vamos vertiendo la leche en un hilo fino por el hueco de la tapa, condimentándolo con la nuez moscada y la pimienta negra.

Cuando tengamos la masa lista, la vertemos sobre una fuente amplia, y dejamos que enfríe en el frigorífico durante unas horas. Cuando la masa esté firme, cogemos una porción y le damos forma de croqueta.

La pasamos por harina, luego por huevo batido, y por último, por pan rallado. Continuamos haciendo las croquetas hasta que la masa se acabe.

Después, preparamos una sartén profunda con abundante aceite, y lo ponemos a calentar a fuego medio-alto. Cuando el aceite esté caliente, añadimos una tanda de croquetas, sin superponerlas, y las freímos hasta que estén doradas por toda la superficie.

Las sacamos a un papel de cocina para eliminar el exceso de aceite, y freímos la siguiente tanda de igual manera.

NOTAS

Como habrás podido ver, no añadimos sal a la masa, pues el jamón está lo suficientemente salado como para sazonarlo del todo.