Todo Mambo

Todo sobre el robot de cocina Mambo

Pasta a la carbonara con Mambo

Descubre cómo hacer un magnífico plato de pasta a la carbonara. Esta receta de pasta con queso es uno de los favoritos de los italianos, y con la ayuda de tu robot de cocina Mambo, te saldrá perfecto cada vez que lo hagas.

Deliciosa y maravillosamente perfecto, la pasta carbonara tarda tanto en prepararse como en comerse. Los ingredientes son simples, sólo necesitas espaguetis (u otra pasta), y la carbonara se hace con panceta o bacon, huevos, parmesano, un poco de aceite de oliva, sal y pimienta negra.

Pasta a la carbonara con Mambo

La sedosa salsa carbonara se crea cuando las yemas batidas se mezclan con la pasta caliente y la grasa del bacon.

Sí, no es una receta para hacerla todos los días, pero cuando quieras darte un capricho, mejor que sea con esta receta.

¿El truco para hacer una carbonara perfecta? Mezclar rápidamente la yema de huevo con la pasta, que debe estar lo suficientemente caliente como para "cocinar" el huevo para hacer una salsa, pero no tan caliente como para que se cuaje.

Conseguir la carbonara ideal es posible con el Mambo.

Algunas personas agregan nata a su carbonara. No es lo clásico, pero puedes hacerlo para conseguir una salsa aún más cremosa para la pasta.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 cebolla blanca
  • 40 ml de aceite de oliva
  • 200 g de bacon troceado
  • 300 g de pasta (cualquier tipo)
  • 200 ml de nata
  • 500 ml de agua
  • 4 yemas de huevo
  • Queso Parmesano rallado, al gusto
  • Sal y pimienta negra, al gusto

Preparación con Mambo

Empezamos picando la cebolla con el robot. Añadimos la cebolla en cuartos, cerramos la tapa y seleccionamos velocidad 6 durante 8 segundos.

Comprobamos la textura de la cebolla, si la queremos un poco más fina, lo picamos unos segundos más, pero con cuidado de no pasarnos, pues quedará hecha una pasta, y no queremos eso.

Añadimos el aceite y el bacon, cerramos la tapa y seleccionamos velocidad 1, tiempo 6 minutos, temperatura 100ºC y potencia 6, para hacer un sofrito para la pasta.

Agregamos la pasta en crudo, la nata, el agua, sal y pimienta negra, cerramos la tapa y seleccionamos tiempo 12 minutos, temperatura 100ºC y potencia 6, sin velocidad, ya que no queremos que las cuchillas rompan la pasta.

Cuando quede un minuto para que acabe el tiempo, abrimos el cubilete y añadimos las yemas de huevo.

Una vez que finalice el tiempo, vertemos el contenido del vaso en una fuente apta para horno, espolvoreamos el queso por encima, y lo introducimos en el horno para gratinarlo superficialmente, lo suficiente para que esté dorado.